El origen de la violencia

Como condición de aceptación, derivando en prácticas conformes al carácter de devenir de ciertas significaciones hegemónicas, cada una de las proposiciones axiomáticas sostenidas habitualmente por la institución enmarcan como legitimas las condiciones sociales de imposición de las mismas; esto es, una racionalidad que es producto y resultado del sentido que vehiculizan dichas significaciones, percibido éste como necesario a partir de su aceptación y contingente a partir de tal imposición. 

(Extraído de "Violencia escolar y transformación")




video


Título: Los dioses deben estar locos (1980). Edición de 27'.
Director: Jamie Uys


http://www.mediafire.com/?dawadibabqal1dr





El Yo y la Cultura

La aceptación de ciertas significaciones como premisas válidas social y moralmente no solo legitima dichas significaciones sino fundamentalmente la legitimidad de la aceptación de las mismas.
Tal respuesta aceptada, dotada de legitimidad institucional, no es más que la imposición del sentido que implican en la medida en que se desconoce su razón de ser de significación hegemónica y de aceptación como sentido.
Toda acción institucional con legitimación, que procede de una delegación social e histórica para significar, vuelve necesaria la aceptación de lo que se significa, designando lo significado como digno de ser significado por el hecho de significarlo como necesario, a diferencia de lo que ocurre con todo aquello que no es significado y motivo por el cual se vuelve, al mismo tiempo, contingente. 

(Extraído de "Violencia escolar y transformación").




video





El lugar de los expertos


Una acción institucional tendrá menos dificultad para justificar su legitimación cuanto más directamente imponga la aceptación de las significaciones que le dan sentido, obedeciendo las mismas a aquellas diversas prácticas cotidianas desde donde se erige su legitimidad como acción necesaria y manera única de hacer las cosas.
(Extraído de "Violencia escolar y transformación")



video